Inicio / Reflexiones / Sacerdotes comienzan el Servicio del Tercer Templo

Sacerdotes comienzan el Servicio del Tercer Templo

Los sacerdotes del nuevo Sanedrín realizaron una reconstrucción completa del servicio de Yom Kippur [Día del Perdón], la fecha más importante del calendario judaico. Realizada al inicio de Octubre en la ciudad de Hebrón, junto a la Caverna de los Patriarcas, donde están enterrados los padres del pueblo judío.

603

Mas que una puesta en escena, fue un ensayo general, que incluyó la bendición del sumo sacerdote. Para los judíos practicantes, fue la oportunidad para observar como serán las ceremonias cuando el Templo sea reerigido.

La reconstrucción fue iniciada por Mordechai Persoff, uno de los directores del Instituto del Templo, acompañado del rabino Hillel Weiss, portavoz del Sanedrín. El explicó que: “En los días del Templo, durante una semana antes de Yom Kippur, el Kohen Gadol (sumo sacerdote) ensayaba como sería el culto, para estar bien preparado. Se trata de un mandamiento de la Torá, como parte del propio día santo.”

La esencia de Yom Kippur es la expiación. En la ceremonia, el sumo sacerdote pide perdón por sus pecados y por los de todo el pueblo de Israel. Los otros sacerdotes (levitas) sonaban las trompetas de plata y usaban las ropas preparadas para el uso en el Templo. Todos los detalles descritos en el Antiguo Testamento fueron observados.

El sumo sacerdote usaba una réplica de las vestimentas sagradas, incluyendo parafernalia de oro y el pectoral. Atrás de él, al lado izquierdo, estaba la menorá de siete brazos, hecha de oro, que estaba constantemente encendida en el Templo. A la derecha, las mesas preparadas para contener los llamados “panes de la propisiación”. En el centro, un pequeño altar de oro, sobre el cual el incienso fue quemado.

604

Según el antiguo ritual de Yom Kippur, descrito en el capítulo 16 de Levítico, fueron seleccionados dos cabras idénticas, sin manchas. Para decidir el destino de cada una fue lanzada la suerte. Una cabra debería ser sacrificada en el altar y otra llevada a un peñasco llamado “Azazel”, desde donde sería lanzada al vacío. Como el Templo no está restaurado, fue hecha apenas una puesta en escena, sin que los animales fuesen muertos.

La importancia del culto del día del Perdón es muy grande para el judío practicante, pues es el único momento del año en que el sacerdote podía entrar al Lugar Santísimo, el lugar donde se encontraba el Arca de la Alianza. Una réplica del arca ya fue construída por el Instituto del Templo, pero la misma no fue consagrada, pues no contiene los elementos descritos en la Biblia.

Al final, la bendición sacerdotal fue recitada por el rabino Baruch Kahane, que fue escogido por el Instituto del Templo como el nuevo sumo sacerdote de Israel y ha desempeñado un papel importante en las reconstrucciones del Instituto del Templo. La realización del evento justo debajo de la Caverna de los Patriarcas tuvo un sentido especial, pues se trata del lugar considerado como la “cuna” del pueblo hebreo y también que da nombre a la lengua hebraica – ambos derivan del nombre Hebrón.

En hebráico, el lugar llamado Me-arat Hamachpelah, que significa “tumba de las tumbas dobles”. Según la tradición judía, en ese lugar estarían enterradas las parejes bíblicas más importantes: Abraham y Sarah, Isaac y Rebeca, Jacob y Lia.

Fuente: Gospel Prime