Inicio / Noticias / Familia pide milagro en frente de hospital generando conmoción

Familia pide milagro en frente de hospital generando conmoción

RIO DE JANEIRO, BRASIL. – La fe y el grito de una familia tocaron a todas las personas que acompañaron al grupo a la puerta del Hospital Getúlio Vargas en Penha, Río de Janeiro, la mañana del jueves (29). La oración se hizo para mantener vivo al estudiante Renan Grimaldi, de 18 años, que sufrió un accidente automovilístico y fue declarado con muerte cerebral por los médicos.

382

Los procedimientos patrones indican que los dispositivos que mantienen su cuerpo funcionando artificialmente tendrían que ser apagados. Sin embargo, después del acto de fe de los padres, familiares y amigos a la entrada de emergencia, se suspendió la medida.

“Él [Renan] no está muerto. Él está vivo. El corazón de él aún está latiendo, y los demás órganos están bien. Doy gracias a Dios por la decisión de los médicos de no apagar los dispositivos. Estoy haciendo todo lo que puedo. Voy hasta el final. Mi hijo va a salir de allí también”, dijo la madre llorando, Vanessa Loureiro da Silva, de 32 años, que es evangélica. Popular entre los amigos y conocido como un “niño grande lúdico”, Renan es un estudiante del 1er año de secundaria en el Colegio Franklin Carneiro, en Brás de Pina.
El sábado, él sufrió un accidente de automovilístico en Olaria y fue llevado al Getulio Vargas.

La muerte cerebral fue confirmada por los médicos el martes (27) por medio de las pruebas realizadas dentro de las 48 horas. El jueves, a las 9 a.m., la junta del hospital llamó al padre de Renan, el empresario Rodrigo Amorim Grimaldi, que asistía a las peticiones de la familia y no colgaba los dispositivos, incluso yendo contra las reglas. Fuera de la unidad, más de cien amigos y familiares celebraron la decisión. Vanessa, su madre, se dejó caer de rodillas en agradecimiento a Dios.
“Querían apagar los aparatos y declarar la muerte de mi hijo, pero los órganos están funcionando bien. No estamos de acuerdo”, dijo el padre, justo antes de la decisión de la dirección del hospital.
Una vez que supo que no desconectarían a Renan, Rodrigo se sintió aliviado y con esperanza. “Nuestra confianza está en Dios que sana. La Biblia dice que la fe mueve montañas”.

En un comunicado dirigido al diario O Globo, la dirección del Hospital Getúlio Vargas informó que Renan Grimaldi llegó a la unidad en las primeras horas de la madrugada del domingo después del accidente con lesiones múltiples y fue operado. La muerte cerebral se declaró a las 8 horas 44 minutos del día martes.

fuente: http://www.noticiacristiana.com/