Inicio / Reflexiones / Dos Hermanas con una enfermedad terminal cumplieron un gran sueño

Dos Hermanas con una enfermedad terminal cumplieron un gran sueño

El pasado miércoles dos hermanas cumplieron un gran sueño surfeando en compañía de su padre y un perro especialista en surf llamado Rinochet. Sus nombres son Savannah, de 17 años, y Bellamy, de 19 años. Viven en Denver, Colorado, en los Estados Unidos.

620

Ellas se enfrentan a una enfermedad crónica llamada Ataxia de Friedrerich y no existe hasta ahora un tratamiento ni cura que pueda aliviar su afección. Es un proceso degenerativo que ataca a su cerebro y los ganglios espinales dorsales. Se han sometido a varias cirugías en su columna pero lamentablemente no es posible que puedan caminar.

A pesar de su dolor y de tener movilidad muy limitada, ellas no se olvidan de sonreír y tratan de disfrutar sus días a pesar de conocer el pronóstico de su enfermedad y de haber perdido recientemente a su madre a causa de un cáncer de mama. ¡Son unas chicas admirables!

621

Cuando escucharon acerca de Riochet el Dog® Surfice, un perro especializado en surfear con personas discapacitadas, niños con necesidades especiales, soldados heridos brindando ayuda asistencial y afecto a través del contacto de sus patas, para ellas desde entonces se convirtió en un sueño conocerlo y surfear con su ayuda.

Pero no era fácil para su padre Donovan asumir el gasto del viaje para cumplir el deseo de sus hijas, así que el entrenador de Rinochet tuvo la iniciativa de organizar una campaña de recolección de fondos para ayudarlas.

622

¡Y habiendo transcurrido solo 24 horas los gastos estaban cubiertos! Scott y Sharon Brandstadt donaron los billetes de avión, el Hotel Índigo del Mar donó el alojamiento y muchas personas enviaron donaciones en efectivo para cubrir además atracciones, actividades y sus comidas. Todo lo necesario estaba listo para que la familia viajara a San Diego.

Fue una mágica experiencia, Savannah y Bellamy llegaron en compañía de su padre en su silla de ruedas y solo el hecho de ver el mar les causó mucha emoción.

625

Por supuesto, no veían la hora de subir a la tabla y disfrutaron muchísimo ver su sueño convertido en una feliz realidad. Rinochet les dio la oportunidad de olvidarse de su enfermedad mientras navegaban sobre las olas, él se colocó detrás de ellas para lograr la estabilidad necesaria en la tabla.

627

Un gran equipo de ayudantes les asistió en todo momento. La empatía que es capaz de desarrollar Rinochet y la conexión con las personas que asiste cuando surfea tiene poderes curativos, es muy intuitiva y aporta energía positiva. La felicidad de estas hermanas y la de su padre era fuera de serie. Me conmovió mucho verlos con tanta satisfacción y alegría.

Finalmente, este grandioso padre también tuvo la oportunidad para despejar su mente del cansancio y de todos los problemas mientras disfrutaba sobre las olas. Rinochet regala salud, cariño y mucha esperanza a quienes comparten con él sobre el mar. Savannah y Bellamy no olvidarán jamás este día mágico, será una experiencia que ellas y su padre atesorarán para siempre en su corazón.

628

Fuente: http://www.viralistas.com/