Inicio / Noticias / California se prepara para Mega-Terremoto que podría destruirla en gran parte. Alerta Maxima

California se prepara para Mega-Terremoto que podría destruirla en gran parte. Alerta Maxima

Un aviso de la Oficina de Servicios de Emergencia (OES, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha puesto la voz de alarma. En el sur de California, podrían sufrir en las próximas horas un terremoto, después de haberse registrado movimiento sísmico de intensidad en el área de Salton Sea.

559

Las autoridades lanzaron la advertencia sobre la posibilidad de un terremoto. De acuerdo con la información de la cadena CBS News, las autoridades han emitido una advertencia a los residentes de los condados de Ventura, San Diego, San Bernardino, Riverside, Orange, Los Angeles, Kern e Imperial, consistente en que hay posibilidad de que haya un evento sísmico «mayor» en los primera semana de octubre. La previsión es que el seísmo pudiese superar los 7 grados en la escala Richter.

Los residentes del sur de California deben permanecer en alerta máxima hasta el martes debido al aumento de la posibilidad de un terremoto de gran magnitud, informaron las autoridades el fin de semana.

La alerta que lanzó la Oficina de Servicios de Emergencia del gobernador Jerry Brown originó tras los casi 200 sismos que se dieron en la zona del mar Salton la semana pasada, actividad sísmica que podría producir el anticipado “Gran Sismo”, o “Big one”.

Fueron un total de 142 terremotos —entre 1.4 y 4.3 de magnitud– que pegaron en la playa Bombay, en la zona sur de la falla de San Andrés, informó la Encuesta Geológica de EEUU (USGS) la semana pasada.

Mientras que el evento que se produjo la semana pasada, entre lunes y martes en el valle Imperial del sur de California, ocurre cada siete u ocho años, la alerta que fue emitida por el estado suele darse una o dos veces al año, informó Kelly Huston, subdirectora de comunicaciones de crisis de la Oficina, pero no por eso se redujo la indagación por parte de expertos en sismos.

Los pequeños sismos ocurrieron en una de las zonas más complejas, en cuanto a cuestiones sísmicas. Los temblores del 27 de septiembre se dieron en donde la parte sur de la falla termina, donde, según sismólogos, se encuentra una red de fallas que algún día podrían despertar al gran Andrés.

Ese es un punto, pero lo que más alarma a los científicos es que un terremoto masivo, de más de 7 en magnitud, se produce sobre la falla de San Andrés cada 300 años. En la zona sur de la falla, la última vez que tembló la tierra fue en 1680 —hace más de 330 años.

El martes, tras el enjambre de sismos en el mar Salton, el USGS arrojó que la probablidad de que un sismo de 7.0 o más pegara en el sur de California aumentó de 1 en cada 6,000 a 1 en cada 100.

Mientras no se den temblores cerca de fallas tan significativas, como lo es Andrés, la probabilidad de un masivo terremoto desciende. Pero al momento de darse un temblor cerca de la falla, por muy pequeño que sea, el movimiento podría despertar la actividad sísmica de Andrés.

Cabe destacar que debido al historial de la zona, el USGS tiene por qué alarmarse —y mantenernos alerta.

En 1987, a solo 12 horas de pegar un siusmo de 6.3 al sur del mar Salton, un temblor de 6.6 sacudió la zona a seis millas a la distanca. Este fue el llamado sismo de Superstition Hills.

El problema, destacan los sismólogos al Los Angeles Times, es que la zona sur de la falla San Andrés —desde el condado de Monterey al mar Salton- es relativamente tranquila. Pero al momento que se de un temblor, éste se dejará sentir con más de 7.0 de magnitud.

¿Qué pasaría si el epicentro es en el mar de Salton?

En 2008, sismólogos del USGS crearon un simulacro de lo que ocurriría en caso de darse un sismo de 7.8 en esta zona, el cual afectaría la falla de San Andrés y lanzaría temblores por todo el sur de California.

Al momento que las olas sísmicas lleguen al condado de San Bernardino, en el Cajon Pass, los temblores serían devastadores para las vías de tren y la autopista 15. Los centros históricos del Inland Empire podrían terminar cubiertos en ladrillo tras ladrillo de edificios caídos, arrollando a toda persona presente.

En Los Ángeles se podría sentir temblar por un minuto —mucho más que los 7 segundos que se sintieron en 1994 en el sismo de Northridge.

Las olas sísmicas podrían alcanzar tan lejos como Bakersfield, Oxnard y Santa Barbara, mientras que unos 1,600 incendios podrían producirse a lo largo del sur de California.

Asimismo, se podrían producir réplicas de por encima de 7.0, las cuales alcanzarían a residentes en el condado de San Diego y en el valle de San Gabriel.

El simulacro determinó que unas 1,800 personas morirían, habría otros 50,000 heridos y se incurrirían daños de hasta $200,000 millones.


Fuente: La Opinión
www.noticiasfinales.com